Esta contigo Mientras Duermes | Historia de Terror - Daniel Galaxy

Breaking

martes, 1 de diciembre de 2020

Esta contigo Mientras Duermes | Historia de Terror


Como sabéis, son muchos los amantes de lo paranormal. Como nosotros, disfrutan con el miedo y los sucesos inexplicables. Así era Lucas y esta es su historia. Sus padres le inculcaron el interés por estos temas. Desde pequeño le leían cuentos de miedo antes de dormirse, y él, lejos de asustarse, adoraba ese momento del día. También solían escaparse al bosque o a lugares lúgubres. Era algo tan natural que nunca se paró a pensar que pudiese tener consecuencias. Cuando se hizo adulto su interés fue yendo y viniendo. Se pasaba temporadas leyendo muchos libros o viendo series de terror, y otras en las que se olvidaba del tema. 

Consiguió un trabajo como contable, y aunque no le encantaba, le permitía vivir bien y pudo comprarse su propio apartamento. Poco a poco fue decorándolo, hasta que pudo instalarse. Entonces se aficionó a un programa de televisión en el que varios investigadores exploraban lugares tenebrosos en busca de espíritus. Su parte preferida era el Fenómeno de la voz eléctrica, cuando los investigadores se graban haciendo preguntas en una habitación vacía. Luego, al escucharlas, oían voces que en el momento no habían sido percibidas, respuestas. Y precisamente viendo uno de esos programas a Lucas se le ocurrió comprar una grabadora digital. Absorto en la rutina diaria se olvidó del asunto hasta que el transportista tocó a su puerta con su nueva adquisición. Esa misma noche la probó. Después de leerse de arriba a abajo cómo llevar a cabo el ritual se quedó hasta bien entrada la madrugada haciendo preguntas al aire. 

Con los primeros rayos de sol decidió descansar un rato. Al despertarse lo primero que hizo fue escuchar la grabación. Había visto muchos programas y pensaba que muchos de ellos estaban trucados, así que lo hizo con poca esperanza de encontrar nada interesante. Sin darse cuenta, Lucas había dejado el aparato grabando mientras dormía. Al darse cuenta le hizo gracia pensando que simplemente se oirían sus ronquidos. Pero encontró en esa grabación más de lo que esperaba. Rebobinó hasta un punto al azar y se puso a escuchar. En los primeros 30 segundos no había nada, pero después percibía el sonido de sábanas moviéndose. Agudizó el oído, oía también una voz. Después de escucharlo varias veces lo descifró, decía: “te veo”. 

Estaba totalmente en shock, su cabeza no paraba de dar vueltas. Pensaba en si habría hablado en sueños, pero esa voz no parecía la suya. Siguió escuchando durante horas y distinguió cuatro frases más: “Está ahí..., …vigílenlo, ...te veo y No puedes escapar...” Lanzó la grabadora encima de la cama, muy asustado. ¿Qué era lo que acababa de escuchar? No le encontraba ningún sentido. Pero necesitaba comprobarlo de nuevo, ver si esas voces seguían ahí una noche más. Así que se fue a dormir temprano y dejó grabando de nuevo el aparato. Se despertó a las dos de la mañana con una tremenda sensación de peligro. Lanzó al aire la siguiente pregunta: “¿Hay alguien conmigo?” No recibió respuesta, y aunque le costó, consiguió conciliar de nuevo el sueño. 

Por la mañana revisó la grabación. Y lo primero que escuchó ya lo asustó, era su puerta abriéndose. Estaba seguro de que había cerrado con llave, pero el sonido no dejaba lugar a dudas, alguien había abierto. Después de eso vino la primera voz: “Está ahí”. La siguiente fue peor todavía, se escuchaba, “Mátenlo, ahora” y acto seguido él mismo preguntando si había alguien en la habitación. Lo peor de todo es que su pregunta también tuvo respuesta: “cincuenta de nosotros estamos aquí”. En ese punto ya estaba totalmente aterrorizado. A la semana siguiente puso su casa en venta y se mudó. Desde entonces Lucas siente constantemente que está siendo vigilado y le cuesta mucho descansar. Su consejo es que nunca os grabéis mientras dormís. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario